CONTROLAN POR AIRE Y TIERRA INCENDIO FORESTAL EN LA SIERRA SANTIAGO

Por: Felipe Guerra García

En labor conjunta entre contingentes civiles y militares, reportan que hasta el atardecer del viernes tienen controlado el incendio forestal en la Sierra Santiago, pero se registraron cabañas consumida por el fuego en la Mesa del Oso, afortunadamente no hay víctimas.

Como medida preventiva, durante la madrugada del viernes, fueron evacuados vía aérea, aproximadamente 40 ejidatarios del ejido La Cebolla, ante el avance del fuego en la zona del municipio de Rayones.

El fuego fue reducido en más del 50 por ciento la fuerza de ataque conformada por la Sedena, Sumar, Fuerza Aérea de México, Protección Civil Nacional, Estatal y Municipal, más excursionistas voluntarios y montañeses de Santiago y Rayones.

Erick Cavazos, a través de un comunicado, señaló que las brigadas fueron incrementadas de 375 a 575 elementos y continúan por tierra y aire hasta sofocar el fuego.

No han sido cuantificados los daños materiales en la zona de cabañas arrasadas por el incendio en la Mesa del Oso; mientras en Rayones, Juan Carlos Ollervides, Secretario de Ayuntamiento, mencionó que fueron afectadas alrededor de 100 hectáreas de pastizales.

Protección Civil de Nuevo León, en el reciente informe del viernes, destacó que el siniestro ya no representa más riesgo para los habitantes de la región montañosa.

Aún los brigadistas continúan sofocando el fuego por tierra, luego del bombardeo aéreo por parte de pilotos y tripulantes de helicópteros de la Semar y Fuerza Aérea Mexicana, que descargaron con acertada puntería los líquidos retardantes halogenados.

Estas operaciones aéreas continuarán hasta que en tierra confirmen que el fuego ha sido totalmente apagado. El último reporte hasta el viernes, el incendio forestal que inició el jueves de la semana pasada, ha devastada mil 800 hectáreas.


Los habitantes de la Mesa del Oso y Lagunillas, informaron que el incendio en esa parte de la sierra ha sido controlado, pero no bajan la guardia. De igual forma en Potrero Redondo y Terreros, a donde están regresando los montañeses originarios de esa congregación.

Las fuerzas de tarea seguirán combatiendo el incendio forestal en varios frentes.

Además, el Ejército Mexicano, Protección Civil del Estado y Santiago, continúan con las brechas corta-fuego, mientras que en la congregación Potrero Redondo y Terreros, los originarios colaboran para restaurar las cabañas dañadas por el fuego.