Por José Elizondo Alvarado

La llegada de Víctor Manuel Vucetich es inminente. Lo agarran unos Rayados desesperados luego del enorme fraude que resultó Javier Aguirre.

Vucedtich ya fue despedido de Rayados en la temporada de 2013 por acumular tres derrotas y dos empates. Luego lo contrata el Querétaro donde pasó sin pena ni gloria y por último tiene una incursión por el Club Guadalajara, donde no ganó partidos y sí mucho dinero, porque el Vuce se ha sabido cotizar bien.

Llega a los Rayados enmedio de gran escepticismo y la verdad que no creemos que vaya a resultar. Eso del Rey Midas ya quedó atrás y lo que dio, ya lo dio, aunque va a estar listo para los pretextos en este cierre de torneo.

Lástima que los dirigentes rayados no tienen talento ni siquiera para encontrar un buen entrenador y no dan pie con bola. Es más, creo que Davino ya debiera ser despedido por el club ante tantos fracasos acumulados y no vengan con que tiene campeonatos internacionales porque lo que vale es el torneo doméstico, el del diario vivir y que sufren los aficionados al tener un equipo que no gana.