Mèxico se corfonò campeòn de la Copa Oro al derrotar 1-0 al equipo nacional de Estados Unidos. El primer aviso fue del cuadro mexicano por parte de Jonathan Dos Santos. El mediocampista se enfiló hacia el arco norteamericano y soltó un derechazo que fue directo a las manos del cancerbero Zack Steffen.

Estados Unidos respondió de inmediato. Jozy Altidore cedió la bola a Christian Pulisic, para llevarse en carrera al zaguero mexicano Carlos Salcedo y ante la salida de Guillermo Ochoa, le pegó un zurdazo que se estrelló en el portero mexicano. 

El encuentro era de ida y vuelta; sin embargo, el conjunto de las barras y las estrellas tuvo otra oportunidad de abrir el cerrojo. Luego de un trazo por la banda izquierda, Jozy Altidore se quitó a Héctor Moreno para quedar sólo frente a Guillermo Ochoa; pero su disparo se fue desviado.

Al 16´, México se quedó cerca de marcar el primer tanto. Rodolfo Pizarro metió un centro raso y Andrés Guardado se barrió para conectar la bola, aunque el tiro del jugador del Betis se fue por encima del arco estadounidense.

Estados Unidos tocó a puerta al 30?. Paúl Arriola se anticipó a la jugada, ganándole la de gajos a Guillermo Ochoa y sacó un disparo cruzado que pasó cerca de la puerta mexicana.

Los dirigidos por Gerardo Martino también se manifestaron en territorio norteamericano. Andrés Guardado metió el balón al área; sin embargo, el remate de Uriel Antuna se fue por un costado.

México tuvo otra de peligro en los últimos minutos del primer lapso. Nuevamente Jonathan Dos Santos encontró un espacio para meter un derechazo que se fue por un lado de la portería custodiada por Zack Steffen.

Los primeros 45 minutos culminaron con empate a cero tantos.

Para el complemento, la intensidad fue la misma que se vivió en la primera parte; ambos cuadros buscando romper la paridad en el Soldier Field de Chicago.

Al 50´, Estados Unidos estuvo cerca de abrir el tanteador. Tras la ejecución de un tiro de esquina, Jordan Morris metió un testarazo y en la línea de la portería Andrés Guardado salvó al equipo mexicano.

Los pupilos del Tata Martino comenzaron a tener el control del balón y los arribos a territorio norteamericano eran constantes; sin embargo, no eran certeros en la definición frente al arco de Steffen.

El invitado de honor llegó al 72´. Rodolfo Pizarro cedió a Raúl Jiménez; el delantero de los Wolves, metió un taquito para que llegara Jonathan Dos Santos y definiera de primera intención para perforar la valla estadounidense y hacer estallar a los incondicionales que se dieron cita en el Soldier Field.

Estados Unidos intentó igualar la pizarra; sin embargo, la zaga mexicana evitó la caída de su arco ante los embates de los norteamericanos.

No hubo tiempo para más y la Selección Nacional de México se alzó con la victoria y obtuvo su Octava Copa Oro.