Por Josè Angel Chàvez

OTRO TÁCTICO DEL FUTBOL
Estos son los Folios de Don Serafín Corona de allá por los años ochentas:
El Sr. Don Carlos Miloc, al que Dios Nuestro Creador guarde por muchos años, ha dicho, y dicho bien, que el gol es el táctico del futbol. Pero yo, Serafín Corona, h. c., digo que el gol no es el único táctico del futbol. Yo agregaría que el tiempo es otro táctico del futbol. Y no sólo de un solo partido sino del torneo mismo. Si no, fijáos bien cómo es que cambia la forma de jugar cuando el reloj marca determinado momento del encuentro. No se desplazan igual los jugadores al principio que al final, haya habido o no goles en el partido. Cuando el marcador indica una igualada, el cuadro visitante se conforma porque un punto en cancha ajena dicen que es muy valioso, ya que representa un buen resultado.
En contraposición, el equipo local se lanza todavía más al ataque buscando la victoria porque se dice que un empate en casa es equiparable a una derrota casi. Entonces, el tiempo viene haciendo las funciones de táctico del futbol. Y, cual digo, también lo es en todo un torneo. Cuando es tiempo de luchar por la clasificación o por evitar la estantigua del descenso, entonces varía también la táctica de los equipos. Ved, ved cómo se les acerca el tiempo final a los reptiles de Querétaro. Las Cobras sienten que la oportunidad se les escapa y por eso han estado cosechando puntos de aquí y de allá, con un juego diferente, al menos en esfuerzo, al de otrora.
Y va a suceder algo contrario cuando los equipos de arriba ya estén clasificados. Ya no será tiempo de esforzarse al máximo, sino que emplearán a otros jugadores para darles descanso a sus titulares, traqueteados por el larguísimo campeonato. Entonces, también el tiempo les sugerirá otra táctica. Y es tiempo, igualmente, de que el Monterrey de todas mis predilecciones modifique su táctica porque así lo ordenan la situación y el momento. Tendrá enfrente al Chiviento Guadalajara, rival con el que bien puede volver a la senda triunfal. ¿Que no? Esperad al domingo de meditación y veréis cómo las cosas cambian notablemente. Y es que, como que es tiempo de que entre en acción la Ley de las Probabilidades. Dominguito Santo, sí señores. Dominguito de triunfo.- Quedad con Dios.