La fina pluma del periodista Antonio W. Castillo, ahora radicado en Houston, Texas, nos habla de la despedida a uno de los Tigres grandes: Osvaldo Batocletti.

Cuando un amigo se va…Solo queda recordar los grandes momentos, un gran futbolista, amigo y ser humano, perdió la batalla más difícil, contra el cáncer, pero no dejó de luchar hasta el último momento.
Osvaldo Batocletti llegó junto a Walter Daniel Mantegazza a Tigres, procedente del León.
Fue una jugada maestra del Unge Miguel Gómez Collado.
Me tocó verlo calvo, sin su eterno peluquín de juego y del diario.
Estábamos en una alberca y había otro calvo uruguayo Dagoberto Fontes. Lo saludo creyendo era Fontes, y no era Bato, primera vez que todos lo veían calvo.
Incluso Barbadillo llamó a otros jugadores para que lo vieran pelón.
Después lo hizo ante la afición y varios jugadores se solidarizaon tapándose, bonito gesto de amistad.
QEPD un estimado amigo que se nos fue, y que nuevamente hará equipo con Mantegazza.

De los grandes periodistas de antaño. Antonio W. Castillo.