A TIGRES Y RAYADOS LES URGE GANAR PARA ESTAR EN ZONA DE LIGUILLA

Por: Felipe  Guerra García

Se llega la cita tan esperada por los aficionados seguidores de Tigres, en su condición de anfitrión, y del Monterrey de visitante para protagonizar el Clásico Regiomontano 117, en el cual jugadores, cuerpo técnico y directivos de ambas instituciones esperan JUEGO LIMPIO en la cancha y en las gradas.

Todo derbi futbolístico despierta emoción, entusiasmo, algarabía, pero lo que más se desea es un partido de lucha deportiva y el equipo que gane o pierda asuma con humildad la victoria, con dignidad la derrota y se refleje en las tribunas armonía entre los aficionados con un rotundo NO A LA VIOLENCIA.

Cada que se juega el derbi regiomontano, previamente agentes externos insisten en “calentar” el ambiente, a sabiendas de que el fanático de uno y otro equipo pierde el equilibrio emocional y sus trastornos se traducen en violencia.

Hay que insistir en que se concreten a disfrutarlo como una verdadera fiesta y que impere el JUEGO LIMPIO.

Los jugadores y cuerpo técnico de Tigres y Rayados tienen el propósito de brindar un buen partido, de lucha por la victoria, por ser el tradicional partido del orgullo, aunque con el ingrediente de que los felinos han ganado el histórico campeonato justo en un clásico y para una revancha necesariamente tiene que ser en una final.

Este domingo, Ricardo Tuca Ferreti con toda su experiencia en los clásicos, sumaría el derbi 38; En los 37 encuentros tiene en su haber 13 triunfos, 13 empates y 11 derrotas. Además, su equipo en los últimos 9 juegos caseros, solo tiene una derrota en el Universitario.

Como veterano en tantas batallas, Ferreti espera que sus pupilos logren la victoria para escalar a mejor posición en la zona de liguilla donde han sido rebasados por los Xolos, que suma 15 puntos al vencer anoche por 1-0 al Pachuca dejando a los felinos momentáneamente en el octavo sitio de la zona de clasificación con 14 puntos, acompañados por los Gallos que tienen igual saldo.

En el once de Ferreti  figura el francés André Pierre Gignac ha sido letal para los albiazules a quienes les ha anotado seis goles.

Por el lado del Monterrey, se dará el caso de que Diego Alonso será el primer entrenador que debutará en el clásico regio desde las tribunas, por estar suspendido dos jornadas y precisamente cumplirá el castigo en el derbi  regio.

Por la mala racha, los Rayados cayeron del subliderato hasta el séptimo escalón. Intentará la victoria, aunque habrá de saber en que tanto les afectará las obligadas ausencias por lesiones de Ponchito González, Avilés Hurtado  y Jonathan Urretaviscaya. Tiene de regreso a Funes Mori y al capitán José María Basanta quien suma en su historial 25 clásicos.

Ambos equipos regios quieren ganar, porque los de arriba están tomando distancia: Cruz Azul sigue de líder tras vencer anoche al Atlas por 2 a 0, suman 23 puntos;  América es sublíder con 20 tantos tras vencer al Puebla 3-2; Toluca escaló al tercer peldaño con 19 unidades al  derrotar por 3-2 al Necaxa; Pumas quedó desplazado al tercer sitio con 18 tras empatar sin goles con Monarcas.

Por todos estos ingredientes, es que ambos equipos regios deben luchar por la victoria, el resultado menos dañino es el empate, pero la derrota, a cualquiera de los dos los podría sacar del grupo de los ocho y el torneo se va acabando, lo que propiciaría que hasta la última jornada se definiera la clasificación.