LA “CUAUHTEMINHA”

Por Angel Chàvez Còrdoba
Si mal no se recuerda, en el Mundial de Francia 1998 y precisamente frente a Corea del Sur, Cuauhtémoc Blanco sacó a relucir su vistosa jugada que asombró a todos y que después fue llamada la “Cuauhteminha”.
Ya se sabe que en esta acción el mexicano aprisionó el balón con los dos pies, saltó para sacarlo entre dos rivales, lo que le valió aplausos y hasta suposiciones de que pudo ser marcada como retención de pelota.
Sin embargo, no fue así y allí quedó esa muestra del ingenio de Cuauhtémoc, quien también ejecutaba la “Nachinha” o sea cuando pasaba el balón con la cadera.
Pues bien, aquella “Cuauhteminha” tuvo su antecedente y fue precisamente de un jugador del Monterrey, nada menos que Eduardo Moses en 1976-77 y 77-78, quien la realizaba también.
Por cierto, Moses abrió el marcador para una de las máximas golizas del Monterrey 6-0 sobre Laguna la jornada 28 del 76-77 en el Estadio Universitario con dos goles de Romeo Corbo, Paco Solís, Pepe Sánchez y Milton Carlos.
Y ya que se trata de acciones especiales, Alfredo “Fello” Hernández, con el Monterrey ejecutaba la “Fellina”, descrita por la prensa de los sesentas de esta forma: “Atrapa el balón con ambas piernas por atrás, lo pasa por encima de la cabeza y la del contrario siempre corriendo”.
Esa misma jugada la hacían posteriormente Ruben Romeo Corbo con los Rayados y Marco Antonio Menéndez Monterrubio con los Tigres.
(Aquí debo hacer una afirmación: El nombre de Corbo no es Rubén, sino Ruben, según el mismo me lo aclaró).