Por: Felipe GUERRA GARCIA

Como el título de la canción “NO LLORES POR MÍ, ARGENTINA”, en esta ocasión es por la goleada de 3 a 0 que le propinó ayer Croacia a la Argentina en el estadio de NIZHNY NOVGOROD, pero este viernes la albiceleste, que aún tiene un juego pendiente frente a Islandia que hoy perdió ante Nigeria, hay la esperanzas de seguir en el  Mundial de Rusia, aunque dependen de combinación de resultados.

Por eso los argentinos pueden decir, “No llores por mí…  no estamos eliminados”.  Está la tercera y última jornada del Grupo D que será el martes 26 día en que las cuatro selecciones jugaran a la misma hora, 8 de la noche.

Cierto, hay un hálito de vida tras la victoria de Nigeria sobre Islandia por 2 a 0 con doblete de Ahmed Musa en los minutos 49 y 75,  que con 3 puntos se colocan segundo del grupo  D que lidera Croacia con 6 unidades.

La clave para Argentina es ganar al crecido Nigeria, de preferencia con 2 o más goles sin recibir y Croacia no se deje sorprender por Islandia. De esta combinación los argentinos  pasarían a octavos de final.

Los pamperos ya hicieron su tango el jueves, hay olvidar el llanto como Willy Caballero con su grave error, en el pecado lleva la penitencia, posiblemente sea sustituido por el guardameta de Tigres Nahuel Guzmán.

Willy Caballero, guardameta argentino, sufrió con tres goles, el primero por su descuido. (Foto FIFA)

 

Argentina inició mal el Mundial con el empate a un gol frente a Islandia, pero deplorable el jueves al ser sorprendida con goleada 3-0 por Croacia, un seleccionado que no cuenta con el historial de los pamperos que tradicionalmente han sido protagonista en los mundiales.

Sorprendente sin duda alguna en el segundo tiempo,  comenzando con la pifia del guardameta Willy Caballero quien, con mal despeje, le dejó el esférico al croata Ante Rebic, quien aprovechó el regalo para abrir el marcador al minuto 52 y se fue desencadenando el desplome pampero con el 2-0 concretado por Modric y al minuto después del tiempo reglamentario Ivan Rakitic

puso el marcador definitivo en 3 a 0.

La derrota hizo llorar al guardameta Willy Caballero, culpado por el primer gol; también Mercado salió con ojos llorosos, Otamendi, Enzo Pérez, Mascherano, casi todos tragándose las lágrimas.

El técnico Jorge Sampaoli con sus desaciertos técnicos ya asumió su total responsabilidad; también Lionel Mes

si, el líder de la ola albiceleste, enjugó sus lágrimas, ahora que saque la casta y levante la cara para motivar a sus compañeros que aún hay esperanzas.

Desde las gradas, además de muchos aficionados argentinos, se unió al llanto el ex astro mundialista Diego Armando Maradona, decepcionado por la pésima actuación de la selección con la cual él fue campeón, ahora ve con angustia el peligro de no pasar a octavos de final.

Pero la esperanza muere al último, que se combinen los resultados, ganar a Nigeria con amplio margen,  Croacia derrote a Islandia, por esto jugadores y cuerpo técnico, el próximo martes que canten a pulmón abierto en la cancha: No llores por mí, Argentina, mi alma está contigo, mi vida entera te la dedico, no te alejes, te necesito”.

Es por esto que los aficionados y toda Argentina en comunión, deben impulsar al seleccionado para que se den los resultados. No hay que llorar, aún hay vida, a luchar hasta el último suspiro.