YA BASTA DE INSULTOS CON EL GRITO DENIGRANTE

Por: Felipe GUERRA GARCÍA

El patético grupo antisocial y nefasto de FANÁTICOS ENAJENADOS Y CÍNICOS procedente de tierra azteca, salvo honrosa excepción,  que se encuentra en Rusia con motivo del Mundial de Futbol, es otro tipo de enemigo de México, desde el momento en que se ha dedicado a desprestigiar a toda la nación, como en anteriores mundiales y en diferentes eventos.

Por el grito homofóbico al portero Manuel Neuer, de Alemania al que la Selección Mexicana, le ganó por 1 a 0 en el inicio del Mundial, la Comisión Disciplinaria de FIFA aplicó una sanción económica por 10 mil francos, alrededor de 204 mil pesos a la Federación Mexicana de Futbol.

Se basaron en pruebas mediante videos, además del antecedente de que la FMF tomó anteriores medidas para concientizar a sus aficionados a no emplear el grito homofóbico.

Por añadidura advirtió a la FMF que podría recibir otras sanciones en caso de que los fanáticos reincidan como perder uno o dos puntos de los que acumulen en la primera fase, lo que repercutiría en su eventual clasificación a la siguiente ronda.

Asimismo a los simpatizantes de la Selección Mexicana que reincidan podrían quitarles su gafete de identificación (Fan ID), inclusive, las autoridades rusas podrían tomar la medida de expulsión del país en caso de escandalizar en vía pública.

Los jugadores han hecho exhortos para que sus seguidores dejen de lanzar esas expresiones que están prohibidas y tipificadas como racistas.

IRREVERENTES Y VIOLENTOS

Ese grupo irreverente y agresivo lo integran personas de pésima conducta despreciable, perversa, repudiable, de vileza mental, de proceder pandilleril, montoneros, cobardes, irónicos, sarcásticos, burlista, inmorales y brota en ellos la conducta bestial sumidos en una subcultura.

En el ámbito futbolístico está creciendo una generación de fanáticos de proceder denigrante en degeneración, sin principios ni valores, de todos los estratos sociales, aún y siendo gente de clase acomodada, con nivel académico universitario, pero se han sumido en un desnivel de imbecilidad.

No solo ha sido el homofóbico grito al portero del equipo rival, es la vulgar conducta dentro y fuera de los estadios, en la vía pública y en cuantas zonas que se encuentran en  desenfrenada indisciplina.

La vejación a una joven rusa, quien por la novedad de ver en la Plaza Roja de Moscú a turistas mexicanos, ella quiso ser sociable, se involucró en la euforia de fanáticos “mexicanos” siendo objeto de ser cargada a hombros, paseada en el grupo montonero pero se fue saliendo de control con el acoso sexual, manoseada y por desconocer el español fue blanco de las expresiones más vulgares e insultantes, clara violencia de género.

Cabe mencionar que algunos mexicanos  también fueron víctimas de un accidente automovilístico cuando un taxista atropelló a varios aficionados, entre estos algunos mexicanos, por fortuna están fuera de peligro.

En el festejo por el triunfo de la Selección Mexicano por 1-0 con gol de Hirving Lozano durante cuyo partido brotó de nuevo el grito homofóbico, se desencadenó pésimas conductas del fanatismo mexicano, como una riña en las puertas de un restaurante.

Otro caso es que un grupo, supuestamente de fanáticos de Tigres cometieron vandalismo en locales comerciales con grafitis las fachadas, pegaron calcomanías en las lámparas de los arbotantes en la Plaza Roja de Moscú, también fue difundido un video donde un aficionado supuestamente mexicano, en estado de ebriedad se lanzó desde un poste de alumbrado. Extraoficialmente fue reportado con lesiones leves.

Un sujeto, mexicano por desgracia, irreverente y que acostumbra denigra a las personas a través de youtube, DebryRanShow, se fue al extremo y en plena vía pública simuló tener sexo sobre la bandera de Alemania.

Cosa contraria con aficionados alemanes, quienes felicitaron a los mexicanos por el triunfo del TRI sobre el campeón Alemania, pero lamentablemente en Tijuana unos enajenados quemaron la bandera nacional alemana.